Visión Socio-Política En Los Cambios De La Modalidad De Educación Especial y Su Repercusión En Pro De La Inclusión

7 oct. 2013


Visión Socio-Política En Los Cambios De La Modalidad De Educación Especial y Su Repercusión En Pro De La Inclusión

Dr. José Francisco Navarro Aldana
Padre de una hija con síndrome de Down
Fisiatra Infantil

En este V Congreso Internacional  sobre Síndrome de Down,  auspiciado por Avesid-Carabobo, bajo el lema de “Dile sí a la inclusión luchando contra la adversidad”, la ponencia a desarrollar tiene como título  “Visión socio-política  en los cambios de la modalidad de educación especial y su repercusión en pro de la inclusión” y se desglosa en  4 (cuatro) ejes temáticos.

PRIMER EJE TEMÁTICO: “EL PREÁMBULO”
Posiblemente algunos se pregunten ¿Por qué un médico  es ponente sobre  los  cambios de la modalidad de educación especial del país? Y la respuesta tiene como evidencias lo siguiente: Tener  una hija con síndrome de Down  y de 37 años de edad, no solo trabajar  lo asistencial como médico fisiatra sino en otras áreas de la rehabilitación, como la educativa, la deportiva, la cultural, la de inclusión por   tener  32 años realizando  Escuela para Padres.

El nacimiento de Julia con su síndrome de Down fue para mi esposa y para mí una lucha contra la adversidad en esa época, pues apenas se iniciaba la estimulación temprana en el país, específicamente en Caracas, y por  estar residenciados a 360 km de la capital, decidimos emprender por cuenta propia la estimulación temprana de la niña. Para  su  socialización con otros niños luchamos por su integración en una guardería infantil, lo cual se logró y esto fue beneficioso  para Julia. Al inicio de su etapa de educación especial se luchó por el respeto a su dignidad reclamando que tanto ella como sus compañeros y compañeras de estudio debían tener  una institución en buenas condiciones físicas, lo cual se logró. A Julia en educación especial se le negó la  posibilidad de aprender a leer y escribir,  luchamos contra  esta adversidad, y cuando  Julia tenía  10 años de edad aprendió la escritura y la lectura  con una  kindergarterina. Posterior a la  etapa en la escuela especial  se logró integración escolar, y durante 4 años curso estudios en una escuela regular.

He sido una larga lucha por la integración escolar de los niños y niñas con discapacidad por  diversas causas. En lo que respecta a quienes tiene la condición de síndrome de Down,  por medio de talleres de concientización se ha defendido la integración escolar. Un hecho trascendental  ha sido atender a la primera persona con síndrome de Down que obtiene un título universitario en Venezuela y  que a finales del año  2011, en el  Encuentro UNIDIVE 2011, organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, exponer la: “Integración Universitaria de Personas con Discapacidad Intelectual” con mención especial de estudiantes con síndrome de Down.  Mi página en Facebook, de cierta forma ha sido un foro abierto a la controversial reforma de la educación especial en Venezuela, y  desde Twitter se complementa esa lucha por la inclusión en los distintos entornos naturales. Además, en los 32 años de trabajo en Escuela para Padres se ha divulgado la importancia de la inclusión escolar de niños, niñas y adolescentes con discapacidad.

SEGUNDO EJE  TEMÁTICO: LA TERMINOLOGÍA Y ACTITUD DE LA SOCIEDAD
La terminología “PERSONAS CON DISCAPACIDAD” se utiliza para referirse a las condiciones que afectan en diversos grados lalas capacidades y funciones intelectuales, sensoriales, motoras y psicológicas de una persona.
La Constitución   de la República  Bolivariana de Venezuela  en su Artículo 81: Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, les garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones…”

En la Gaceta Oficial N° 38.598 del 05 de Enero de 2007 está  la Ley para las Personas con Discapacidad y en uno de sus artículos establece que el CONAPDIS otorga la Certificación de Discapacidad, la cual es precedida por una Calificación de Discapacidad.  Las leyes estadales y las ordenanzas municipales usan la terminología de personas con discapacidad, siendo así que esta ponencia utilizará susodicha terminología por su carácter legal.

En cuanto a la terminología “Diversidad Funcional”,  no es utilizado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ni en la Ley para Personas con Discapacidad ni tampoco en la LOPNA, leyes estadales, ordenanzas municipales ni otros marcos legales del país. Además, el término oficial para” es  "Personas con Discapacidad", que es el concepto que recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud, y que la legislación internacional y  asociaciones emplean de forma mayoritaria.

El problema no lo es la terminología de personas con discapacidad,  sino que lo son las actitudes negativas de la sociedad las que se han constituido en barreras para la inclusión social. Las  3 principales actitudes de la sociedad, a través del proceso histórico de las personas con discapacidad,   se resumen así: Edad Antigua, en donde se les condenaba a la muerte,  de la Edad  Media, cuando con la iglesia católica aparece la reclusión institucional con separación de la familia y de la edad contemporánea expresada en la integración/inclusión. Actualmente persisten las actitudes de la edad media, representada por el aborto criminal de fetos con síndrome de Down o con otras malformaciones congénitas y  la de edad media, que tiene su ejemplo en  instituciones como el Honim y Pequeño Cottolengo en Barquisimeto, estado Lara, donde  hay  personas con discapacidad en las que se desconoce dónde están sus familiares y no se sabe su lugar de nacimiento. Dice Anthony Lake, Director Ejecutivo de Unicef: “Cuando uno ve la discapacidad antes que al niño, no sólo es malo para el niño, sino que priva a la sociedad de todo lo que ese niño tiene que ofrecer”. Así pues que aún concientizar a la sociedad en relación a la situación de las personas con discapacidad es una necesidad para aminorar los obstáculos de la inclusión social, y en  tema que nos ocupa, la de la inclusión escolar.


TERCER EJE  TEMÁTICO: CAMBIOS EN LA EDUCACIÓN ESPECIAL
Miguel Ángel Verdugo, psicólogo español y experto en educación señala: “El surgimiento de la educación especial fue un hecho positivo porque significó el reconocimiento de la necesidad de la educación especializada para aquellos con discapacidades: profesorado especialmente preparado, programas especiales diferentes a los de la escuela común, procedimientos especiales para mejorar los aprendizajes, materiales específicos, y el propio centro especial”.
Joseph Pinto Castro, en el 2008 dice: “Educación especial es el conjunto de acciones educativas, insertas dentro de un sistema educativo general, que tienden a la atención y sostén de las personas que presentan una dificultad para alcanzar con éxito, conductas básicas exigidas por el grupo social y cultural al que pertenecen, una educación ya no centrada en el niño exclusivamente, sino también en el entorno, en las carencias de éste y en las posibilidades y aptitudes de los docentes para satisfacer las necesidades de todos los niños”.
El MPPE conceptualiza a la Educación Especial es una variante escolar del Sistema Educativo venezolano bajo el enfoque humanista social que garantiza el derecho social a la educación de niños, adolescentes y adultos con necesidades educativas especiales, el acceso a una educación integral, el respeto a la diversidad en igualdad de condiciones y oportunidades, en un continuo de la atención educativa integral para que participen de manera activa y responsable en los cambios requeridos para el desarrollo del país, a través de un modelo de atención educativa integral, desde temprana edad hasta la adultez, como respuesta a los Derechos Constitucionales.                                            

La Educación Especial en Venezuela se remonta a 1912 cuando en el Código de la Instrucción Pública se incluyen términos como ciegos, mudos, sordos y anormales. En 1975 se crea la Dirección de Educación Especial, en 1976 se publica la Conceptualización y Política de Educación Especial, en 1980 la Educación Especial adquiere carácter de modalidad, Resolución Nº 2005, del  Ministerio de Educación, de fecha  02 de diciembre de 1996 establece “las normas para la integración escolar de la población con necesidades educativas especiales”, que lamentablemente no se cumplieron,  ,  en 1989 surge un nuevo documento, modificado 2 años más tarde y ahora está la Reforma de Educación Especial, y en donde el MPPE  señala que  se viene de un de un modelo educativo excluyente, docentes descontextualizados de las realidades sociales, docentes formados bajo los criterios clínicos,  espacios educativos con visión asistencialista,  personas con discapacidad segregadas y excluidas de la sociedad y conceptualizaciones y políticas educativas fuera del contexto social. También se señala  lo que tenemos, como lo son algunos docentes con resistencias a los cambios educativos,  insuficientes instituciones educativas, algunos equipos de trabajos y multidisciplinarios incompletos,  carencia de mobiliario e instalaciones acorde a la población que se atiende,  asignación de personal docente y especialistas para las creaciones, articulación entre entes para atender a la población,  en estudio de la nuevas teorías para comprender y accionar con el desarrollo curricular. En la reforma aparece la figura del equipo profesional Centro Pedagógico de Diagnóstico, Orientación y Formación para la Diversidad Funciona, que es el encargado de determinar las necesidades educativas de los educandos a través del proceso de diagnóstico pedagógico, garantizando de esta manera el ingreso, prosecución y culminación de las y los estudiantes con diversidad funcional en los diferentes niveles y modalidades del Subsistema de Educación Básica. Funcionará uno (1) en cada municipio de cada entidad federal.

La reforma no da espacios a los Centros de Desarrollo Infantil, los CAIPA, los Centros Integrados de Rehabilitación del Lenguaje, los CAIDI, los CENDA, los E.I.S. y otros. Esto conllevará a la exclusión escolar de niños, niñas y adolescentes con discapacidad de diversas áreas. Una profesional, M.D., en Facebook,  dice: “Doctor Navarro, fui parte del Centro de Desarrollo Infantil desde 1985, doy fe junto con todo el personal que laborábamos para ese entonces y por casi 30 años, que el centro era una gran institución que presto todos los servicios: médicos, psicopedagogos, fisioterapia, terapista ocupacional, terapista del lenguaje, enfermeras, trabajador social entre otros. Lamentablemente lo cerraron y lo más triste es que nadie lo defendió, ni el personal ni los padres”. Sí, este centro fue cerrado, y ahora los padres y otros familiares de niños con riesgo del desarrollo psicomotor por diversas causas no tienen en el estado Lara en donde acudir para que sus niños y niñas reciban estimulación temprana. La Lic. María Lourdes Galán, en una entrevista publicada en el diario El Carabobeño, de fecha 30/11/2012, dice: “Niños especiales deben ser incluidos en las aulas regulares. La equidad e igualdad de oportunidades es la mejor opción que puede tener un niño especial en la inserción a las aulas regulares”… Ejemplos de inclusión escolar ha existido a lo largo y ancho del país, en donde la lucha contra la adversidad ha tenido éxitos con la graduación de personas con diversas discapacidades en diferentes carreras universitarias, como por ejemplo, médicos, abogados, docentes, ingenieros, docentes, contadores, y otras más. Así pues que  la inclusión venciendo adversidades ha abierto caminos a muchos personas con discapacidad, que incluso han logrado altos niveles académicos universitarios. . 

CUARTO EJE  TEMÁTICO: UN PROBLEMA SOCIAL
La atención de las personas con discapacidad de cualquier país es un problema social que hay que atender con una política coherente en sus diversas áreas, esto es, salud, educación, formación laboral, inclusión social, seguridad social y otras.

En la actualidad entre 500 y 600 millones de personas en el mundo sufren algún tipo de discapacidad, de las cuales entre 120 y 150 millones son niños y niñas. Además, del 15 al 20 por ciento del alumnado tiene alguna necesidad educativa especial durante su vida escolar (Muñoz, 2006). Pese a su peso como colectivo, sólo el 2 por ciento de los niños con discapacidad tiene acceso a algún tipo de educación o rehabilitación y,  según datos del Banco Mundial, en América Latina y el Caribe, únicamente del 20 al 30 por ciento asiste a la escuela.

Según el Censo 2011 en Venezuela la población es de 27.227.930 habitantes, ocupando los grupos etarios de o a 19 años de edad ocupan un porcentaje significativo. Ese Censo señala que el 6.3% de la población general tiene discapacidad, que esta desglosada así: visual, auditiva, neurológica, músculo esquelética, voz y habla, cardiovascular,  mental-intelectual, respiratoria y mental-psicosocial. Si seleccionamos el porcentaje mental-intelectual, que es del 0,5%, esto se traduce en una población de 1.715.360 personas con susodicha discapacidad.

En cuanto al censo de la Misión José Gregorio Hernández, es un censo del cual tengo mis cautelas en base a la experiencia como Consejero del Colegio de Médicos del Estado Lara en el Consejo Estadal para la Atención de Personas con Discapacidad (CEAPDIS LARA), y además no es un censo oficial como lo es el del INE.

En el Informe Mundial sobre la Discapacidad, OMS y Banco Mundial, señala que los niños con discapacidad tienen menos probabilidades que sus homólogos no discapacitados de ingresar en la escuela, permanecer en ella y superar los cursos sucesivos. El fracaso escolar se observa en todos los grupos de edad y tanto en los países de ingresos altos como bajos, pero con un patrón más acusado en los países más pobres.

Es conocido que inversión educativa en Venezuela es menor que el promedio de 17 países y en ese mismo documento de la Organización de Estados Iberoamericanos señala que hay más gastos de personal que inversiones.

UNICEF dice que los niños con formas únicas o múltiples de trastornos físicos, mentales, intelectuales o sensoriales pueden quedar discapacitados si los obstáculos ambientales y las actitudes les deniegan sus derechos humanos, dificultan su acceso a los servicios básicos y les excluyen de una participación igualitaria. Eliminar los obstáculos a la inclusión Todos los entornos infantiles –los centros para la
primera infancia, las escuelas, los establecimientos  de salud, el transporte público, los lugares de recreo, etc. – pueden construirse de tal modo que faciliten el acceso y alienten la participación de los niños y niñas con discapacidad junto a los otros niños.

Los niños, niñas y adolescentes excluidos de la educación especial, inicial y básica constituyen un problema social, que es necesario abordar con una visión socio-política integral, que requiere del cumplimiento de lo estipulado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, las leyes, ordenanzas municipales así como de los convenios y tratados internacionales  de los cuales el país es signatario. Para esto se requiere una voluntad política de quererlo hacer, de cambios actitudinales de muchos padres, de muchos docentes y tanta gente que aún tiene prejuicios sociales y estigmatiza a  sus semejantes cuando tienen alguna discapacidad.

La Modalidad de la Educación Especial como problema social se ha agudizado por la actitud tomada por las autoridades educativas nacionales, que están implantando una reforma que en sus raíces es excluyente, en cuanto a que quienes son sus actores principales y sobre quienes de una u otra manera son los perjudicados, no fueron consultados, como lo son padres y representantes, docentes, terapistas, psicólogos, trabajadores sociales, entrenadores deportivos y otros profesionales, y se les presento una reforma ya  planificada y programada. Se subestimo a venezolanos de larga trayectoria y experiencia en educación especial.

La Educación Especial  atraviesa uno de sus momentos más críticos con la reforma que se está imponiendo, siendo lo más grave la repercusión negativa sobre la población con discapacidad que al ser incluida sin la preparación previa, va a determinar fracasos en la inclusión escolar, lo que reforzará los prejuicios que sobre susodicha población aún persisten.

FUENTES:
http://www.rinace.net/rlei/numeros/vol4-num2/art5.pdf
http://unesdoc.unesco.org/images/0018/001865/186525S.pdf
http://www.unicef.org/lac/SOWC2013_fullreport_esp(1).pdf
http://www.el-carabobeno.com/portada/articulo/42636/ms-de-un-milln-de-nios-estn-fuera-del-sistema-escolar
http://www.who.int/disabilities/world_report/2011/summary_es.pdf
http://www.el-nacional.com/sociedad/Inversion-educativa-Venezuela-promedio-paises_0_40795983.html








No hay comentarios. :

Publicar un comentario